Cobranza de la deuda social - Inspiración de Jesucristo

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Cobranza de la deuda social

Proyecto Generador de Empleo


COBRANZA DE LA DEUDA SOCIAL

La deuda social
nos pertenece legítimamente a los pobres
y ahora comenzamos su cobranza en todo el mundo.


Quien no ha escuchado o pronunciado alguna vez la popular sentencia del que le quitan algo injustamente y que desde su pobre impotencia le jura al estafador, al ladrón que utiliza ejércitos para arrebatarle la tierra a los pueblos, al usurero que se inventa leyes para cobrar intereses elevados, al empresario que no paga el salario justo a obreros y campesinos, al intermediario monopolista que no paga el precio justo al agricultor o pequeño empresario, al gobernante que roba y despilfarra los impuestos de los contribuyentes de las naciones, a los que nos están matando de hambre y a balazos: “¡Ya me las vas a pagar, desgraciado!” Miles y miles de millones de seres humanos hermanos nuestros han muerto sin cobrar la deuda. Los pobres somos los legítimos herederos de toda esa inmensa deuda que está pendiente de cobrar en todo el planeta. ¿Acaso no saben por qué a los pobres de todo el mundo nos llaman los desheredados? ¿Acaso no saben quiénes son los que tienen nuestra herencia? ¿Quién podría calcular la infinita cantidad de deudas acumuladas desde el inicio de los tiempos que los pobres hoy en día tenemos pendiente de cobrar? La Deuda Social nos pertenece a todos los pobres de la tierra y es por ello que ahora comenzamos su cobranza en todo el mundo.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal