Los creyentes egoistas están condenados al infierno - Inspiración de Jesucristo

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los creyentes egoistas están condenados al infierno

Comunicados


LOS CREYENTES EGOÍSTAS ESTÁN CONDENADOS AL INFIERNO


«De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis
a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis.
Irán estos al castigo eterno y los justos a la vida eterna.»

Palabra de Dios


Fieles hermanos y hermanas de Santa Rosa de Lima:

En nuestra ciudad existen más de cien niños y jóvenes discapacitados, la mayoría descendientes de familias pobres, que nunca han asistido a las escuelas que funcionan en nuestro municipio, porque éstas no fueron creadas para brindar educación especial.

En Santa Rosa de Lima, por culpa de los católicos y protestantes egoístas, estafadores y criminales, durante décadas no hemos podido construir la Escuela de Educación Especial “Divina Providencia”.

Para poder construir esta obra social, debemos seguir desenmascarando a los creyentes católicos y protestantes que aborrecen y denigran a nuestros hermanos y hermanas discapacitadas. No debemos permitir que sigan imponiendo sus perversas creencias anticristianas. Debemos impedir que continúen tratando a los sordomudos, a los ciegos, a los paralíticos, como si fueran dardos de Satán.

Que traten mal o desatiendan a nuestros hermanos discapacitados, es una gravísima ofensa a Dios, motivo de irremediable condenación eterna para todos los creyentes hipócritas que se exhiben en los templos alabando falsamente a Dios y al Hijo y al Espíritu Santo, a sabiendas que es precisamente a Dios a quien le niegan el amor y las atenciones que le niegan a todos los niños y jóvenes discapacitados.

Todos los creyentes que no aman y sirven a nuestros hermanos y hermanas discapacitadas, son anticristianos. Esa actitud egoísta y criminal, debemos erradicarla todos los fieles cristianos, a sabiendas que son miles de creyentes hipócritas quienes están condenados al infierno. Conforme a la estricta doctrina de nuestro Señor Jesucristo, todos los hipócritas creyentes que aborrecen a los niños y jóvenes discapacitados, son criminales, asesinos, homicidas.

La Santa Biblia dice que todo aquel que aborrece a su hermano, es homicida, asesino. El alma de ningún creyente criminal jamás podrá entrar al Reino de Dios, sino que todos los criminales hipócritas están irremediablemente condenados al infierno, tal como sentenció nuestro Justo Juez, nuestro Señor Jesucristo, nuestro Divino Maestro.

Para construir la Escuela de Educación Especial en Santa Rosa de Lima, debemos donar un terreno al Ministerio de Educación de El Salvador, estando el MINED constitucionalmente obligado a construir las instalaciones del nuevo centro escolar, así como a cancelar los salarios mensuales de los profesores, y todos los gastos en que incurra la Escuela de Educación Especial “Divina Providencia”.

Para donar el terreno de la nueva escuela, debemos solicitarle al Concejo Municipal que done al Ministerio de Educación la zona verde en alguna colonia de Santa Rosa de Lima, para que construya la Escuela de Educación Especial “Divina Providencia”.

Mientras tanto, nuestros hermanos y hermanas discapacitadas seguirán estando desatendidas, por tiempo indeterminado, hasta cuando el Ministerio de Educación pueda presupuestar y construir las nuevas instalaciones escolares, nombrar las nuevas plazas de profesores especiales e inaugurar sus labores docentes.

También existe el inconveniente que el Ministerio de Educación en muchas poblaciones encuentra rechazo a la construcción y funcionamiento de las Escuelas de Educación Especial, proveniente de hipócritas creyentes que aborrecen a los niños y jóvenes discapacitados, lo cual impide brindarles la atención y educación especial que requiere su desarrollo e integración social.

Asimismo debemos contar con el inconveniente que el Concejo Municipal podría decidir no donar el terreno al Ministerio de Educación, argumentando que no tiene ninguna zona verde disponible, tratando de impedir la construcción de la Escuela de Educación Especial; a sabiendas que en el actual Concejo hay seguidores del Padre Maligno y del falso Apóstol Emilio que durante décadas se han opuesto a la realización de obras sociales, que ahora están muy molestos con los fieles cristianos que estamos construyendo la Clínica Parroquial.

Teniendo en cuenta la retrógrada mentalidad que durante décadas ha estado imperando en nuestro municipio y departamento, como son miles de creyentes católicos y protestantes quienes aborrecen a los niños y jóvenes discapacitados, para que el Ministerio de Educación pueda construir la escuela especial, los fieles cristianos debemos intensificar nuestra campaña pedagógica y evangelizadora, a fin de que ningún perverso e inconsecuente creyente católico o protestante se siga oponiendo impunemente a la construcción de la Escuela de Educación Especial “Divina Providencia”.

Tal como les consta, durante las últimas tres décadas me he dedicado a desenmascarar a los sacerdotes católicos y pastores protestantes que se han opuesto a la organización y construcción de obras sociales, combatiendo la satánica confusión e ignorancia generada por las falsas doctrinas y el divisionismo eclesial que impo­nen los predicadores estafadores; informándoles sobre las obras sociales que los fieles cristianos debemos promover para lograr el desarrollo integral de nuestras comunidades marginadas y pobres.

Los fieles cristianos debemos demostrar nuestro amor a Dios y a nuestros hermanos y hermanas discapacitadas, dedicándonos a activar de inmediato la Escuela de Escuela de Educación “Divina Providencia”, al mismo tiempo que combatimos la ignorancia y corrupción de los creyentes católicos y protestantes que durante décadas nos han impedido realizar obras sociales que beneficien a miles de familias pobres en nuestra ciudad y departamento.

Cumpliendo nuestro deber cristiano, debemos comenzar a utilizar todos nuestros recursos humanos, técnicos y materiales para iniciar de inmediato las clases de la Escuela de Educación Especial, dedicándonos un nutrido grupo de cristianos voluntarios a brindarles servicio docente, médico, nutricional, sanitario, psicomotriz, deportivo, recreativo, etc., conscientes que su educación especial requiere todo tipo de atenciones, que todos los fieles hermanos y hermanas cristianas debemos desear brindarles, fundamentalmente amor.

Para activar la Escuela de Educación Especial, debemos utilizar de inmediato el Hogar de Niños que con la ayuda de hermanos y hermanas de Santa Rosa de Lima construimos en la Colonia El Prado, el cual está inutilizado, desde cuanto el ISNA decidió trasladar todos los niños y niñas huérfanas a otras ciudades, debido a que aquí nunca se logró brindarles la atención profesional exigida, a consecuencia de la mala gestión financiera e incapacidad administrativa demostrada por quienes se encargaron de dirigir su primera fase.

Todos los hermanos y hermanas de la Iglesia Católica, que de buena fe colaboramos para construir y equipar el Hogar de Niños, debemos mejorar su funcionamiento, procediendo a reformar los estatutos de la Asociación Vida y Esperanza, y elegir nueva Junta Directiva, dándole ingreso a profesionales que verdaderamente garanticen honradez, transparencia y capacidad en el manejo del dinero que se recauda e invierte, para que no se siga incurriendo en el descontrol financiero e incumplimiento de los objetivos estatutarios, lo cual ha impedido su normal funcionamiento y proyección social.

Al hermano Rafael Alvarenga, a quien hasta hace pocos meses fuese Gerente del Banco de Comercio y del Scotiabank, le he solicitado que se encargue de administrar todo el dinero que se recaude para los gastos operativos, llevando exhaustivo control del equipo informático y demás bienes que hasta ahora se han recibido donados, y de los donativos que en el futuro se reciban de personas e instituciones locales, nacionales e internacionales.

Al hermano Guillermo González, a quien hasta hace pocos meses fuese Director del Colegio Evangélico, y a otros profesionales y funcionarios públicos, les he solicitado que nos ayuden a cumplimentar la documentación requerida para registrarla ante el Ministerio de Educación, así como para el nombramiento de las plazas de profesores de la Escuela de Educación Especial “Divina Providencia”.

A quienes trabajan en los medios de comunicación social, radio, prensa y televisión, y a todos los fieles cristianos y cristianas que tengan temor de Dios, les invito a que nos ayuden a promover y activar la Escuela de Educación Especial “Divina Providencia”, demostrando el justo y misericordioso amor de nuestro Dios Padre a nuestros hermanos y hermanas especiales, a sus familiares y amistades.

¡Nuestro Dios Padre les bendiga!

Alfredo Medrano

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal