Para honra y gloria de El Salvador - Inspiración de Jesucristo

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Para honra y gloria de El Salvador

Comunicados


PARA HONRA Y GLORIA DE EL SALVADOR


Edgar Edmundo Fuentes,
Presidente del Centro de Desarrollo Comunitario “Reina Sofía”
y Director del Instituto Nacional “Francisco Ventura Zelaya”.

Durante 25 años en Santa Rosa de Lima hemos sido víctimas de multimillonarias estafas asistencialistas, cometidas por personas sin escrúpulos, que nos han engañado prometiendo hacer buenas obras para los pobres.

Como a ti te consta, miles de salvadoreños hemos tenido la desdicha de ser estafados; pero, en mi caso particular, es el colmo, porque durante 20 años el Padre Leopoldo y varios sacerdotes más se han dedicado a calumniar y chantajear a mi familia.

En el doloroso caso del fallecimiento de tu querida madre, hace cinco días, tú y toda tu familia estuvieron presentes en su velación, su misa y su entierro, sin ningún problema, acompañados por todas sus amistades.

Yo, en cambio, en San Salvador no puedo asistir al sepelio de ninguno de mis parientes, por culpa del Padre Leopoldo.

Que los sacerdotes me excomulguen porque son corruptos, que por su maldita culpa no pueda contraer matrimonio en nuestro templo, que me impidan asistir a las honras fúnebres de mi familia, es inadmisible e intolerable.

Mi madre ya tiene 90 años y, si Dios dispusiera que ella fallezca antes que yo, no podría estar en su velación, ni en su misa de cuerpo presente, ni en su entierro, porque el Padre Leopoldo me ha prohibido estar donde él se encuentre. Y ese desgraciado español ya no entiende razones, porque ya no es sólo sacerdote católico, sino también Coronel de nuestro Ejército Nacional.

Para poder asistir al funeral de mi madre, tendría que ir acompañado de amigos, jueces y periodistas que me protejan de los guar­daespaldas del Padre Leopoldo, lo cual sería escandaloso y humillante. Para evitar semejante ultraje a mi dignidad, me he visto obligado a redactar y publicar libros donde denuncio la hipocresía sacerdotal, para que ese mal hijo de buena madre revoque su despiadada orden, a fin de que yo pueda visitar mi familia sin sus malditas amenazas de muerte.

A mi familia le consta que el Padre Leopoldo es un amante del dinero fácil y un empedernido haragán, que le encanta pasar malgastando la vida en las playas de nuestro Océano Pacífico. Como tengo muchas pruebas de su corrupción, al igual que lo derroté en nuestra Conferencia Episcopal, también podría derrotarlo en cualquier tribunal de justicia. Pero a mí me interesa que nuestro pueblo aprenda la lección y se organice, para que nadie más los estafe.

Las estafas que han cometido en nuestro pueblo, las han podido realizar por la ignorancia de nuestra gente, que desconoce por completo cómo los engañan los hipócritas dirigentes de las instituciones benéficas y de los templos. Como profesor sabes que la vulnerabilidad causada por la ignorancia sólo se puede erradicar con una buena enseñanza práctica.

Como eres director del Instituto Nacional “Francisco Ventura Zelaya” y presidente de la Junta Directiva del Centro de Desarrollo Comunitario “Reina Sofía”, te dirijo la presente, para resolver mi problema y el de los pobres de nuestro pueblo.

Como máximo dirigente de nuestro Centro de Desarrollo Comunitario, debes reconocer que dicha institución, tal como los cooperantes de la Cruz Roja Española han publicado en Internet, se ha creado para lo siguiente:

«Con la dotación del Centro Comunitario en la comunidad Ventura Perla se proporciona una infraestructura donde la comunidad puede reunirse constituyéndose un espacio de discusión y reflexión sobre los problemas comunitarios e individuales, así como de la posterior toma de decisiones y soluciones de los mismos.

El Centro Comunitario, se constituye pues como el complemento indispensable para llevar a cabo un proceso a largo plazo que va más allá de la rehabilitación y construcción de infraestructuras, incorporando la sostenibilidad del proceso de recuperación y desarrollo de las comunidades, a través de su participación íntegra como agentes activos del proceso y del componente educativo y formativo para su capacitación y reducción de la vulnerabilidad.»

Nada es azar. He redactado varios libros y decenas de escritos más, para que en nuestro Centro de Desarrollo Comunitario se analicen y resuelvan todos nuestros problemas, al mismo tiempo que rentabilizamos nuestros laboriosos programas educativos para desenmascarar y erradicar a los malhechores asistencialistas.

Nada es azar. Como tiene prioridad la cancelación de la deuda a los miembros de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Comunal, con la aprobación de la Junta Directiva, en el auditórium del Centro de Desarrollo Comunitario celebraremos nuestras asambleas ordinarias y extraordinarias.

Nada es azar. A la Ferretería Albert, hace seis meses le presté una barra, una piocha y una pala, y no se las he devuelto, para reactivar con esas herramientas nuestra Escuela de Educación Especial y nuestra Escuela Comunal Agrícola.

Nada es azar. En Pavana, Cáritas Parroquial de San Alejo, Cáritas Diocesana y Cáritas Alemana, están construyendo viviendas que son legítima propiedad de las familias pobres, y esas son las obras sociales que nuestro actual cura párroco salvadoreño y nuestro antiguo cura párroco español no nos dejan hacer en Santa Rosa de Lima.

Nada es azar. Lo he organizado todo para que en los próximos 25 años todos nos dediquemos, como Cristianos Unidos Pro Desarrollo Comunitario, a construir 25.000 nuevas viviendas para familias pobres y muchas más obras sociales y empresas solidarias generadoras de empleo debidamente remunerado.

Nada es azar. Con 500 colones que me prestaron unos hermanos cristianos, en Telecom hace cinco meses adquirí al crédito la computadora que he utilizado para seguir escribiendo libros, los cuales nos servirán para promocionar y financiar la Campaña Cristiana Contra la Corrupción y el Desempleo en El Salvador y el Mundo.

Nada es azar. Con información de Internet, he creado nuestra Intranet Corporativa, brindándole a nuestros promotores la información necesaria para gestionar la cooperación de las ONG, ayuntamientos e instituciones eclesiales, gubernamentales y privadas europeas, estadounidenses, canadienses, japonesas, australianas, etc.

Para que te hagas una idea del inmenso trabajo que hemos de realizar, te presento 94 entidades humanitarias españolas integrantes de la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo de nuestros pueblos: Ayuda, Desarrollo y Solidaridad; Acción Contra el Hambre; Acción Solidaria Aragonesa; Acción Verapaz; Acsur - Las Segovias; Adra; Aieti; Alboan - Fundación para el Desarrollo; Alternativa Solidaria-Plenty; Amistad Europea Proyecto Solidario; Amistad y Cooperación; Anesvad; Arquitectos Sin Fronteras; Asamblea de Cooperación por la Paz; Asociación de Amistad Hispano Nicaragüense Rubén Darío; Mensajeros de la Paz; Asociación Iuve; Aspa; Atelier; Caritas Española; Cear; Cesal; Cic; Cideal; Cipie; Codespa; Colectivos de Acción Solidaria; Cooperacció; Cooperación Internacional; Cruz Roja Española; Ecoe; Edificando - Comunidad de Nazareth; Educación Sin Fronteras; Entreculturas; Fe y Alegría; Entrepueblos; Farmacéuticos Mundi; Farmacéuticos Sin Fronteras; Federación Española de Ingeniería Sin Fronteras; Fers; Fere Cooperación Internacional; Fiadelso; Fundación Adsis; Fundación Anar; Fundación Ayuda en Acción; Fundación Canovas del Castillo; Fundación del Valle; Fundación Humanismo y Democracia; Fundación Juan Ciudad; Fundación Largo Caballero; Fundación Paz y Solidaridad; Fundación Prodein; Fundación Promoción Social de la Cultura; Fundeso; Hermandades del Trabajo; Intered; Intermon; Ipade; Iscod; Jóvenes del Tercer Mundo; Justicia y Paz; Liga Española de la Educación y la Cultura Popular; Liga Española Pro-Derechos Humanos; M.P.D.L.; Madreselva; Manos Unidas; Médicos del Mundo; Médicos Sin Fronteras; Medicus Mundi; Misión América; Mon-3; Nous Camins; Ocasha-Cristianos con el Sur; Ocsi; Ospaaal; Paz y Cooperación; Paz y Desarrollo; Paz y Tercer Mundo; Personas; Prosalus; Proyde; Proyecto Cultura y Solidaridad; Proyecto Local; Pueblos Hermanos; Sed; Setem; Sid; Sodepaz; Solidaridad Internacional; Solidarios para el Desarrollo; Sotermun; Unefa; Unis; Veterinarios Sin Fronteras.

Y en España son más de 3,500 ONG las que no son miembros de las Coordinadoras, las cuales de diversas maneras nos pueden ayudar a implantar nuestros programas laborales de cooperación internacional y desarrollo comunitario.

En España nos relacionamos con los dirigentes de las instituciones benéficas y de los templos, al igual que contactamos directamente con sus colaboradores, con las personas que donan su capital para que nosotros, los pobres del Tercer Mundo y del Cuarto Mundo, nos libremos de la miseria y el desempleo.

Casi todas las personas en España, cuando leen o escuchan mis testimonios, se quedan sorprendidas al enterarse que en Santa Rosa de Lima llevamos dos décadas luchando para reactivar nuestra Cáritas Parroquial, y nos ayudan de diversas maneras, porque allá es normal que Cáritas ayude a los pobres en todas las ciudades.

Nada es azar. Te lo repito: Nada es azar. Amo a mi familia y te aseguro que mis parientes recobrarán la dignidad que han perdido por culpa del estafador Padre Leopoldo, en cuanto dejen de ser chantajeados por nuestro antiguo cura párroco español.

Al Arzobispo de Madrid, Cardenal Rouco Varela, le consta que no le temo a los tribunales de justicia, sino todo lo contrario, cada vez les tengo más confianza, porque en España ya he resuelto varios casos apegándome a derecho.

En nuestra Conferencia Episcopal saben que nuestros sacerdotes no están libres de pecado; y, si consideran lo contrario, que se atrevan a demandarme en los tribunales. Durante dos décadas no se han atrevido a hacerlo, y dudo mucho que ahora lo hagan, porque saben que hemos acumulado muchas más pruebas fidedignas que les condenan.

Nuestros obispos y mucha gente de nuestro pueblo saben que más les vale restituir nuestros derechos sacramentales, para que podamos dedicarnos a hacer obras sociales, de conformidad a la Doctrina Social de la Iglesia, en paz.

Cuando el Padre Leopoldo y el Padre Maligno se arrepientan de las injusticias que han cometido contra mi familia y contra nuestro pueblo, cuando obren con verdadera fe cristiana, hasta entonces se librarán del infierno que crearon en nuestra nación.

Mientras tanto, mientras nuestro cura párroco no sea benigno, miles de hermanos y hermanas en nuestro pueblo seguirán viéndolo predicar con endemoniada hipocresía, tanto en nuestro templo como en la televisión, rodeado de malos católicos que se vanaglorian de dejar tiradas a la vera del camino a sus pobres víctimas.

Cuando cambie de actitud, cuando reactive nuestra Cáritas Parroquial, cuando nos restituya nuestros sacramentos a todos los que ha excomulgado, cuando nos demuestre que se arrepiente de su soberbia y necedad, yo mismo comunicaré a todo el mundo la milagrosa conversión cristiana que logramos en nuestro pueblo salvadoreño.

Por todos los daños y perjuicios que me han causado, como indemnización, quiero la construcción de 25,000 nuevas viviendas para familias pobres salvadoreñas, pero no miserables champas, sino casas de verdad, así como la infraestructura de nuevas obras sociales y empresas solidarias generadoras de empleo debidamente remunerado para los pobres, financiado con la cooperación local, nacional e internacional; incluyendo, por supuesto, la construcción del Edificio Clínica Casa Comunal que nuestro antiguo cura párroco nos prometió en 1975.

Tal como he organizado nuestra Campaña Cristiana Contra la Corrupción y el Desempleo en El Salvador y el Mundo, de una u otra forma, todos han de contribuir a que se restituyan nuestros derechos humanos.

Lo que reclamo para mi familia y para nuestro pueblo, es de justicia y procede en derecho, es justo y necesario, es nuestro deber y salvación, tal como Dios manda.

Alfredo Medrano.

P.D.: El 28 de agosto de este año, hace 40 días, falleció mi madre en San Salvador; y, por culpa de los sacerdotes criminales, todo lo que te decía que iba a suceder, ya sucedió. Ahora todos son hechos consumados. Desgraciadamente existen sacerdotes que son malos hijos de buenas madres. Gracias a Dios, el desenmascaramiento y enjuiciamiento de los sacerdotes corruptos y de quienes los han promovido y encubierto, no será en vano, sino para honra y gloria de El Salvador.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal